Seleccionar página

Todos tenemos la Esperanza de volver. De volver pronto a este bendito mundo de martillo y trabajadera por el que tanta pasión sentimos.

Todos queremos volver a disfrutar de los momentos de amistad en el sudor de las trabajaderas, de sentirnos protagonistas anónimos de la belleza de pasear al Señor y a su Madre por las calles de nuestras ciudades y, como no, de hacer Pública nuestra Fe, en una Manifestación sin parangón.

Pero todos, todos no volveremos…

En esta dura chicotá de la vida que estamos dando, algunos no podrán llegar al relevo, o mejor dicho, ahora su chicotá será mirando a los ojos a su Señor, a su Virgen amada agarrándose a su existencia Verdadera.

Muchos no podrán con el peso insoportable de la edad, anunciando su despedida sin despedirse. Los motivos familiares, o laborales, también nos robarán algún que otro compañero de las noches de ensayo. Incluso la honradez se hará presente para algunos y dejarán paso a la savia nueva.

Pero todos, todos no volveremos…

Y ésta será una realidad irrefutable. Estos tiempos nos traerán otros tiempos, otras maneras, otras formas. Todo no será ni podrá ser igual. No valoro si mejor o peor, aunque afirmo con toda rotundidad, que distinto.

Y en esta estación de penitencia que dura más de lo esperado, donde todas las calles son malas, la respiración forzada se adueña de los silencios, el apretar de dientes no nos deja articular palabra, las piernas hacen lo imposible por mantener la verticalidad y el genio y la casta son los únicos argumentos para ganar la pelea, sólo nos queda La que nunca nos abandona, La que siempre está, La que sólo puede igualar el amor de nuestras madres… La Esperanza.

Pero todos, todos no volveremos…

Por eso, no miremos para otro lado, o peor aún, no miremos a nuestro ombligo. Muchos de nuestros amigos no volverán, no volveremos a tener el calor de sus abrazos, las palabras de ánimo cuando los kilos de la vida nos aprieten, la mirada cómplice y verdadera que sólo aparece cuando ELLOS son testigos.

Todo será igual, pero distinto, porque todos… todos no volveremos.

Esta chicotá por los que no lleguen al relevo.

Javier Prieto

Recuerda puedes recibir las notificaciones de nuestro Newsletter rellenando el formulario que puedes encontrar en nuestra pagina de inicio: https://vengadefrente.com/

Y recuerda suscribirte a nuestros perfiles en RRSS:

Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCt1ljEWZRetdXo9BEbyuMSA

Facebook: https://www.facebook.com/VengaDFrente

Instagram: https://www.instagram.com/LogisticaVengadeFrente