Seleccionar página

Planteamiento de ensayos tras la inactividad. Hace unos días se notificó que este 2021 tampoco habrá Semana Santa, por tanto no habrá salidas procesionales, y es por eso que surge la duda de cómo llegará el estado físico del costalero tras una inactividad de 2-3 años (según si en 2022 hay Semana Santa). No sabemos cómo será en su totalidad, pero con la experiencia clínica y sobre diferentes patologías que estamos observando en el ámbito sanitario, podemos hacernos una idea de ello.

Ser costalero es un oficio y éste  requiere una técnica,  que se ha ido perfeccionando y que a día de hoy hay profesionales sanitarios que siguen haciendo estudios para seguir perfeccionándolo y evitar lesiones. Además hay estudios donde indican que hay una relación directa entre el esfuerzo que realiza un costalero con el que realiza cualquier deportista, y las posibilidad de producirse lesiones son altas.

Jesús Almagro Montes. Podólogo.

Muchos de los que se meten debajo de un paso no realizan nada de actividad física durante todo el año. Sus únicos entrenamientos físicos durante el año son los ensayos, ensayos que cada vez se realizan en menor cantidad para intentar no sobrecargar al costalero, ya que muchos de ellos sacan varios pasos durante la Semana Santa.

Otros de los hándicaps es el confinamiento total que pasamos hace unos meses, ya que todos aquellos que tenían costumbre de hacer ejercicio, no pudieron hacer nada o incluso los que hicieron ejercicios en el domicilio han recaído de lesiones o les han aparecido lesiones nuevas. Tras ver en consulta numerosos casos por lesiones tras el confinamiento, la conclusión a la que llegamos diferentes compañeros sanitarios es que, debido a un espacio inapropiado,  con un terreno inapropiado y en muchos casos sin un material acorde o apropiado para el propio ejercicio, se producen las lesiones.

Por ello surgen varias dudas e incertidumbre en los equipos de capataces para evitar lesiones de sus costaleros tras esa inactividad, ya que ellos son los máximos responsable de la salud de sus costaleros.

Termografía: evaluación y prevención de lesiones.

En cuanto a la programación de ensayo, variará según las plantillas. Sobretodo variará por el número de altas y bajas de costaleros. En las plantillas que no haya mucho movimiento de altas y bajas de costaleros, podrán seguir con la programación de ensayos de los últimos años. Pero por el contrario, en las plantillas que sí que tengan ese alto movimiento de costaleros, lo recomendable sería aumentar los números de ensayo, sobre todo para que los ensayos tengan una progresión de menos a más (en tiempo y en carga) para que la plantilla se consiga unificar.

En los primeros ensayos sería muy importante controlar la técnica y estado físico de los costaleros. Desde mi punto de visto como profesional sanitario, lo que más me preocuparía serían esos dos puntos.

Para ello habrá que destinar un tiempo a hacer repaso teórico-práctico de la técnica, hace un plan de entrenamiento al costalero para cuidarse y fortalecerse mediante ejercicios, sobretodo miembro inferior y faja lumbar. Éste punto sería recomendable empezarlo  unos meses antes de los ensayos, para llegar lo mejor posible a ellos, ya que sería la única forma de evitar lesiones o recaídas a nivel lumbar, hernias, sobrecargas en miembros inferiores, y lesiones a nivel del pie, tras un periodo tan largo sin realizar esa actividad.

El estado físico y de salud  indicará la vida de cada uno debajo de los pasos, para ello no hay que descuidarse durante este tiempo de inactividad que vamos a tener.

Esperemos que pronto podamos estar debajo de un paso y compartir con todos los compañeros esta bendita locura.

Jesús Almagro Montes

https://www.instagram.com/j.almagro.montes/

Recuerda puedes recibir las notificaciones de nuestro Newsletter rellenando el formulario que puedes encontrar en nuestra pagina de inicio: https://vengadefrente.com/